"ava adore" the smashing pumpkins

Loading...

Horacio. La lírica del carpe diem.

Loading...

miércoles, 24 de febrero de 2010

VIRGILIO: Eneida. Libro I



Canto las armas y a ese hombre que de las costas de Troya
llegó el primero a Italia prófugo por el hado y a las playas
lavinias, sacudido por mar y por tierra por la violencia
de los dioses a causa de la ira obstinada de la cruel Juno,
tras mucho sufrir también en la guerra, hasta que fundó la ciudad
y trajo sus dioses al Lacio; de ahí el pueblo latino
y los padres albanos y de la alta Roma las murallas.
Cuéntame, Musa, las causas; ofendido qué numen
o dolida por qué la reina de los dioses a sufrir tantas penas
empujó a un hombre de insigne piedad, a hacer frente
a tanta fatiga. ¿Tan grande es la ira del corazón de los dioses?
Hubo una antigua ciudad que habitaron colonos de Tiro,
Cartago, frente a Italia y lejos de las bocas
del Tiber, rica en recursos y violenta de afición a la guerra;
de ella se dice que Juno la cuidó por encima de todas las tierras,
más incluso que a Samos. Aquí estuvieron sus armas,
aquí su carro; que ella sea la reina de los pueblos,
si los hados consienten, la diosa pretende e intenta.
Pero había oído que venía una rama de la sangre troyana
que un día habría de destruir las fortalezas tirias;
para ruina de Libia vendría un pueblo poderoso
y orgulloso en la guerra; así lo hilaban las Parcas.
Eso temiendo y recordando la hija de Saturno otra guerra
que ante Troya emprendiera en favor de su Argos querida,
que aún no habían salido de su corazón las causas del enojo
ni el agudo dolor; en el fondo de su alma
clavado sigue el juicio de Paris y la ofensa de despreciar
su belleza y el odiado pueblo y los honores a Ganimedes raptado.
Más y más encendida por todo esto, agitaba a los de Troya
por todo el mar, resto de los dánaos y del cruel Aquiles,
y los retenía lejos del Lacio. Sacudidos por los hados
vagaban ya muchos años dando vueltas a todos los mares.
Empresa tan grande era fundar el pueblo de Roma.
Apenas daban velas, alegres, a la mar alejándose de las tierras
de Sicilia y surcaban con sus quillas la espuma de sal
cuando Juno, que guarda en su pecho una herida ya eterna,
pensó: «¿Desistiré, vencida, de mi intento
y no podré mantener apartado de Italia al rey de los teucros?
En verdad se me enfrentan los hados. ¿No pudo quemar Palas
la flota de los griegos y hundirlos a ellos mismos en el mar,
por la culpa y la locura de uno solo, de Áyax Oileo?
Ella fue quien lanzó de las nubes el rápido fuego de Jove
y dispersó las naves y dio la vuelta al mar con los vientos;
y a él mientras moría con el pecho atravesado de llamas
se lo llevó en un remolino y lo clavó en escollo puntiagudo.
Y yo, reina que soy de los dioses y de Júpiter
hermana y esposa, contra un solo pueblo tantos años ya
hago la guerra. ¿Acaso alguien querrá adorar
el numen de Juno o suplicante rendirá honor a sus altares?»

Dante Alighieri



http://www.biografiasyvidas.com/biografia/d/dante.htm


Tanto gentile

Tanto es gentil el porte de mi amada,
tanto digna de amor cuando saluda,
que toda lengua permanece muda
y a todos avasalla su mirada.

Rauda se aleja oyéndose ensalzada
-humildad que la viste y que la escuda-,
y es a la tierra cual celeste ayuda
en humano prodigio transformada.

Tanto embeleso el contemplarla inspira,
que al corazón embriaga de ternura:
lo siente y lo comprende quien la mira.

Y en sus labios, cual signo de ventura,
vagar parece un rizo de dulzura
que el alma va diciéndole: ¡Suspira!

Versión de: Carlos López Narváez

lunes, 8 de febrero de 2010

Horacio: Odas


I, 11




No trates tú de averiguar
—no está permitido saberlo—
qué fin para mí, qué fin para ti
nos han dado los dioses, Leucónoe,
ni tientes los cálculos babilónicos.
¡Cuánto mejor es soportar
todo lo que pueda pasar!
Ya si Júpiter te concede
muchos inviernos, ya si es el último
este que ahora desgasta
el mar Tirreno contra las rocas,
sé sabio, cuela tus vinos
y, en este breve espacio de tiempo,
suprime toda larga esperanza.
Mientras estamos hablando, terminará de huir
el odioso tiempo: aprovecha el día,
confiando lo menos posible al día siguiente.

lunes, 1 de febrero de 2010

Monografía: “Romeo y Julieta de William Shakespeare”




1) CONTEXTUALIZACIÓN: El teatro europeo del clasicismo
i. Localización cronológica y sociocultural de los siglos XVI y XVII
ii. El teatro español del Siglo de Oro: Lope y Calderón (rasgos definitivos y obras significativas)
iii. Los teatros nacionales de Francia e Inglaterra (Corneille, Racine, Marlowe, Ben Jonson; obras y rasgos representativos)

2) Shakespeare: vida y obra poética y dramática.

3) Romeo y Julieta
a. Resumen del argumento (2 caras)
b. Estructura dramática. Actos y desarrollo de la acción.
c. Descripción de personajes principales (caracterización social, sentimental, expresiva).
d. Diferencias en el lenguaje de personajes. ¿Por qué?
e. ¿Qué tipo de obra dramática es Romeo y Julieta? ¿Por qué? Compáralo con el teatro griego.
f. Elige un fragmento de unos 15 o 20 versos y coméntalo en profundidad.

4) Escribe una conclusión, recogiendo los datos más importantes expuestos en el trabajo y expresando tu punto de vista crítico y las cosas que te sugiere esta lectura. Puedes incluir una valoración personal.